viernes, 26 de diciembre de 2008

Orgulloso de ser salvadoreño.

Lo confieso estoy orgulloso de mi ciudadanía, de compartirla con Mons. Romero, Feliciano Ama, Farabundo Martí, Miguel Mármol y tantos y tantas luchadores y luchadoras que esta patria ha dado. Somos un pueblo luchador incansable, con mucha esperanza y deseos de que todos nuestros sueños se concreten. Un saludo a todos los salvadoreños dentro y fuera de nuestras fronteras, especialmente a aquellos que se sienten plenamente identificados con nuestra historia y que creemos en las justas luchas que este pueblo ha tenido a lo largo de toda su historia.

Comparto con ustedes: Orgulloso de ser salvadoreño de los Guaraguao y El Salvador en la víspera de su alborada de Mejía Godoy, ésta última escrita en una época de mucha esperanza de triunfo de una lucha armada, hoy es otra época, pero la esperanza continúa.







2 comentarios:

Mariolinocopinol dijo...

tenes un premio en mi blog

luciernaga dijo...

mi libro puede encontrarlo en editoriales La Ceiba: "La primavera se amotina" y "Sucias palabras de amor" en Los Tacos de Paco, atrás de Didea de Los Héroes. Gracias por leerme compatriota. Un abrazo.